Ascensión al Nevado Chachani (6.075 m.)

DSC02105

Se planteaba nuestra primera ascensión a más de 6.000 metros de altura.  Palabras mayores para nosotros, por lo que dimos muchas vueltas hasta encontrar el equipo adecuado con quien hacerlo. Nos recorrimos todo Arequipa de agencia en agencia. Todos te lo venden muy fácil y rápido, sin utilizar ni una palabra técnica de alpinismo, cosa que da que pensar de la idea que puedan tener, y sin transmitirte esa mínima confianza. Hasta que por casualidad nos topamos con Sacred Road Extreme, en la calle Jerusalén, a diez minutos de la Plaza de Armas. Tras intentos insustanciales, entramos a esta agencia, conocimos a Juán que nos explicó todos y cada uno de los detalles de la ascensión, sus posibles variantes, sus pequeñas complicaciones y cómo lo llevaríamos a cabo. Si ya estábamos contentos y decididos a subir con ellos, al día siguiente cuando conocimos a nuestro guía fue uno de esos momentos en los que sabes que todo pasa por algo. Tuvimos una de las mejores experiencias de la mano de Arcadio y Juán. Ambos transmiten ese conocimiento de la montaña, esa seguridad, tranquilidad y confianza que buscábamos. Si queréis hacer cualquier cima, trekking, actividad en sí, no dudéis en contactar con ellos. De verdad. De lo más recomendado de todo nuestro viaje.

 

Desde que pisas Arequipa, uno de los atractivos turísticos que más te ofrecen es la ascensión al volcán Misti. Salen grupos a diario. ¿Por qué elegimos Chachani entonces? Justo por eso, por buscar siempre el lugar menos explotado, más virgen. También porque el Misti es algo más pequeño, 5,822 metros, y nos hacía ilusión subir a 6.000.

Comienza la aventura…

 

Emprendemos nuestro camino. Tras tres horas en coche disfrutando de las adorables vicuñas, llegas al principio del trekking. En el punto en el que te deja el 4X4 te encuentras a unos 4,800 m.s.n.m. Tienes la opción de hacer noche allí si ves que no puedes cargar con las mochilas y todo tu equipo personal hasta el campamento base. O si necesitas mayor aclimatación. Son dos horas de ruta, como mucho tres, hasta donde montarás la tienda de dormir, es bastante asequible ya que el desnivel es llevadero.

Llegamos a los pies del Chachani. Forma parte de una cadena de volcanes, en teoría inactivos, pero no es así, ya que nuestro guía nos mostró las chimeneas de calor que de él emanan.

Su nombre proviene del Aymara, significa valeroso. Debido al calentamiento global, ha ido perdiendo sus glaciares. El acceso a su cumbre no es difícil, se puede hacer en dos días y una noche. Así lo hicimos nosotros. Dormimos, o lo intentamos (ya que dormir a 5,200 metros de altitud es todo un reto) a 10 grados bajo cero. Gracias a la cena con primer y segundo plato que nos preparó Arcadio y a los mates nos llenamos de energía.

DSC02112-compressed

Antes de salir te toman el pulso y contabilizan tu oxígeno. Dejamos las cosas en el campo base y subimos con lo imprescindible: agua, snacks, hojas de coca, ropa de abrigo. Partimos hacia la cumbre a las dos de la madrugada, con la mágica y enorme luna llena por centinela. A paso lento pero constante. A esa altura no puedes ir mucho más rápido. Debes ir controlando la respiración para no fatigarte.

Empezamos por un caminito de tierra zigzagueante, para pasar a la arista de rocas. Ahí ya empieza a faltar un poquito la respiración. Aunque antes de eso yo ya había empezado a dejar de sentir los pies. Se lo comenté al guía que no tardó ni un minuto en buscar un lugar en el que parar, me descalcé y, de manera progresiva conseguimos activar la circulación en las extremidades. Sintiendo un dolor considerable cuando pasa la piel del frío al calor. El dedo gordo del pie izquierdo ya le tenía morado(no empecé a sentirlo hasta tomar una ducha caliente a la noche). Al sudar al inicio del camino se me quedaron los calcetines húmedos, eso sumado a que estábamos a menos de 20 grados bajo cero fue una combinación brutal. Gracias a los cuidados de los dos hombres que me acompañaban pude continuar bastante bien el recorrido. Además, el sol se empezaba a asomar. Y, eso en un momento así, amigos, te llena de alegría, de optimismo. Te da la vida.

Aunque su ascenso pueda hacerse en un día, eso no quiere decir que sea sencillo, menos para quien no suele hacerse seis miles comúnmente. Pero La Montaña tiene un gran magnetismo, tiene tal energía que te motiva para que logres conseguirlo. Hay quien sube por motivación interior, por amor a La Naturaleza. Hay quien sólo alimenta su ego.

Llega un momento que parece que no lo conseguirás. Una vez más la mente te la intentará jugar. Aquí no quiero quitarnos mérito propio, pero si quiero dárselo a nuestro guía. Seguramente nosotros solos hubiéramos terminado subiendo, pero gracias a él lo tuvimos aún más claro. Como nos dijo: “Sólo os pido que tengáis paciencia. No conmigo, ni el uno con el otro. Sino uno consigo mismo“. La montaña te pone a prueba. Aquí aflora tu verdadera personalidad, tu esencia. Sólo tu puedes transmutar las dudas y miedos en valentía y confianza. Puedes convertirte, o no, en un guerrero. Eso sólo depende de ti. Las piernas pueden flaquear, el corazón nunca.

Cogimos aire, para soltarlo cada dos o tres exhalaciones con mucha fuerza, consiguiendo realizar un buen masaje cardíaco. Y llegamos a su cima, a la cumbre del gran Chachani.

 

 

EMOCIONADOS y sin palabras que decir. Es otro mundo. Lo recuerdo, lo escribo y se me eriza la piel.

El mejor “mirador” que hayamos visitado. Puedes observar la cadena de volcanes, algunos brotando humo, el Misti, Pichu Pichu, Arequipa, el valle del río Chilli, el principio del Coropuna, la montaña más alta del Peru, entre otros.

Una gran experiencia que agradeceremos por siempre a nuestros amigos, Juán y Arcadio. Nos hubiera gustado disponer de más tiempo que disfrutar con ustedes. Os llevamos en el corazón.

DSC02124-compressed

¡Hasta pronto, amigos!

2 comentarios en “Ascensión al Nevado Chachani (6.075 m.)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s