Comenzamos. San Cristóbal de las Casas y Ocosingo.

¡Hola,amigos!

Tenemos muchísima información que compartir, por lo que vamos a dividir el viaje en distintas entradas. Cualquier duda sobre alojamiento, transporte, alimentación, lo que sea, preguntarnos, estamos encantados de poder echar una mano a futuros viajeros.

Nuestro vuelo, para que saliera más económico, llegó a Monterrey. Hicimos noche allí, en el Ibis del aeropuerto, carísimo para lo que es, pero está a 5 minutos de coger tu avión al día siguiente. Al día siguiente volamos a Tuxtla Gutiérrez. ,donde conocimos a Iram Lopez y su familia que nos dieron bastantes tips,  y donde tomamos un autobús para llegar a San Cristóbal de Las Casas.

San Cristóbal es un municipio que forma parte del estado de Chiapas. El clima es variable, las temperaturas bajan debido a su altitud.

Lo primero que hicimos nada más llegas fue buscar alojamiento. Nos hospedamos en el Hostal Akumal por 150 pesos la noche, como unos 7 dólares por persona. Era una habitación compartida con 4 camas, con baño compartido. Aunque creo recordar que tienen también habitación individual.

dsc05156

A nosotros nos gustó mucho. De limpieza un 10. Hay agua caliente. Está cerca del Centro pero se duerme bien tranquilo, no hay ruido ni nada parecido. Eso si, por la noche dormimos con un par de mantitas que te dejan ya preparadas, porque por el día hace un calor agradable y por la noche baja bastante la temperatura. Allí conocimos a Agustina, la persona que nos recibió nada más llegar al hostel. Una viajera que de momento le tocaba una parada por aquí antes de seguir su viaje. Nos dio muchísima información y recomendaciones. No pudimos despedirnos de ella ya que madrugamos para seguir nuestro camino y no nos vimos así que, ¡Muchísimas gracias y feliz viaje!

dsc05210

dsc05191

Nos pasamos el día paseando por el pueblo. En mi caso, tengo que decir que tiendo más al “turismo ecológico”, como lo llaman aquí, naturaleza, montaña, ese tipo de paisajes. Pero San Cristóbal es encantador. Cada calle por la que pasas es más bonita que la anterior, cada esquina que tuerces guarda una sorpresa. Es precioso.

Las fotos que veis son de un mercadillo bastante grande que montan. Tienen multitud de cositas hechas a mano, desde ropa, hasta comida, pasando por collares, pendientes, con piedras, con metales utilizados aquí.

No esperábamos que tuviera tanta vida. Pero sus calles están llenas de gente, de puestos, artesanía, comida, arte, música. Encantador.

Buscando sitio para cenar encontramos “Madre Tierra”. Es un restaurante-panadería que, me atrevo a decir, es de los mejores sitios donde hemos comido en todo el viaje. La mayor parte de su carta son opciones vegetarianas. Todo productos naturales. El pan casero, integral, de masa madre, de lo que quieras. Allí probamos el pan de Elote, típico de Chiapas, es como un bizcocho, buenísimo. Su personal es encantador, te atienden a la perfeccióm. 100% recomendable, sin duda.

dsc05223

Con la barriga llena, seguimos disfrutando de este lugar, recorriendo sus calles, degustando sus sabores y olores. A lo lejos de una calle escuchamos tambores y para allá que fuimos. Un grupo de chicos jóvenes tocando percusión. Tocaban al ritmo de la samba, y nosotros, como no, terminamos bailando y doliéndonos la tripa de tanto reír. Quemamos la cena en un momento.

Seguimos caminando, ya de camino al hostal. Ahora nos encontramos con una representación de danzas aztecas. Nos contaron que representaban la danza del fuego.

img_20161217_203955244

img_20161217_204217458

Y a dormir. ¡Dulces sueños!

img_20161217_213714772

Al día siguiente madrugamos, y aunque el hostal Akumal ofrecía desayuno gratis con el alojamiento, y parece ser que además era un rico desayuno, nos lo perdimos porque era a partir de las 8, pero teníamos que partir antes para aprovechar el tiempo al máximo.

San Cristobal por la mañana está precioso, con su niebla.

img_20161218_065540710

img_20161218_065555132img_20161218_065257957

Nuestro destino era Palenque pero hicimos unas paradas intermedias. Fuimos primero a Ocosingo para visitar las Ruinas de Toniná. De San Cris a Ocosingo nos costó 60 pesos por persona, 3 dólares, unas tres horas de viaje, por unos paisajes muy bonitos.

Llegamos a las diez a Ocosingo y desayunamos en el primer bar que encontramos, que resultó ser de Julio, un hombre muy bueno que nos guardó todo el día las mochilas en su bar y nos habló bastante de Chiapas, a parte de ofrecer una comida riquísima, tortillas, huevos a la mexicana, aguacate, mole y licuado o café. Es el restaurante Carmelita. Pero lo veréis nada más bajar del bus.

img_20161218_170443386

Desayunamos y fuimos a visitar Toniná(próximo post). A la vuelta, le comentamos que queríamos visitar Las Nubes, queríamos ir a la selva. Llevábamos un recorrido marcado, planteado con información de internet y Google maps, pero a veces internet no entiende del servicio de combis(pequeños autobuses colectivos) y no es muy acertado. Por lo que, gracias a las recomendaciones de Julio, el dueño del bar, cambiamos nuestro rumbo, y fuimos directamente al sur de Chiapas.

Íbamos a marcharnos por la tarde pero no había servicio. Aquí se manifiestan bloqueando las carreteras, y esa tarde había bloqueos. Además de no haber gasolina ni en Ocosingo ni en alrededores. Por lo que no se podía salir de allí. Nos contaron que tenían que irse a Guatemala que estaba la gasolina más barata, y todavía había disponible. Cosas que nosotros, habitantes del primer mundo, no estamos acostumbrados a vivir. Pero pasan. Es más, en estos lugares es habitual. Al día siguiente, cuando salimos temprano para Comitán. Serían las 7 de la mañana, y había una cola de kilómetros en la gasolinera. Habían rellenado los depósitos de la gasolinera y se encontraban todos los coches, autobuses, taxis… allí, esperando a ver si tenían suerte y les llegaba a todos el combustible.

img_20161218_110559147_hdr

img_20161218_111029627

En Ocosingo hicimos noche en un hostal cerca de la plaza. Era básico. Muy básico. Pero en recepción tenían WiFi y también había agua caliente. Era lo más barato que encontramos. Unos 8 dólares.

20161218_212553

Si tuviéramos que darle a estos dos pueblitos, sería un 10.

Estos son nuestros dos primeros días. Os podéis ir imaginando el resto del viaje. A las seis de la mañana ya estábamos en pie rumbo a un nuevo lugar. Cada día una aventura.

Próxima parada: Las Ruinas de Toniná.

¡Hasta muy pronto, amigos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s