Galveston

img_20160904_172922356

Hace unos días decidimos ir a Galveston. Es la costa de Houston, la “playa”.

Fuimos porque, por un lado, yo sentía un poco esa necesidad de estar en contacto con lo natural, y por internet vimos que en Galveston había delfines, que montabas en un barquito, y te llevaban a avistarlos, por 10 dólares, y por otro lado, queríamos ver playa, aunque no llevábamos expectativas muy altas, ya que no se recomienda mucho el baño por allí. Leímos que hubo hace un par de años una bactería llamada “come carne”, que, tal cual, te comía, estaba en el agua por lo que no la ves pero leímos un caso de un hombre el cual le tuvieron que amputar el pie para que la bacteria no avanzase… a parte había probabilidad de tiburones… por lo que directamente no llevamos ni bañador ese día.

Llegamos allí. Hacía buen día(cosa rara en Houston), calor para rato, pero no llovía. Eso si, un camino que era de una hora se convirtió en dos por el tráfico. Era el día del Labor Day, festivo.

Galveston en si no es feo, tiene más encanto que Houston.

img_20160904_170405785

img_20160904_170423881

Pero no era lo que esperábamos, y eso que no llevábamos expectativas altas.

Nada más llegar fuimos a buscar el chiringuito donde vendían los tickets para el barco. Esperas, te montas, y hay un hombre que te va hablando acerca de Galveston. En el barco iban niños, alguna familia, un hombre armado… de todo un poco.

Pero cuando nos montamos en el barco, bueno, ya antes, las sensaciones no eran buenas, el mar no era mar, el agua está sucia, las fábricas petrolíferas están metidas allí, dentro del agua, y en el momento en el que me senté en ese barco pensé: No deberíamos haber venido. Tenía otra idea, no sé porqué, una idea errónea, pensé que íbamos a ver delfines en un lugar más limpio, no para mi, sino para ellos, pensé que íbamos a un mar algo más sano, y aquel no lo era. En ese momento solo pensaba: ójala que lo de avistar delfines sea un mero reclamo para captar clientes y que en realidad no haya delfines, (ya que cuando lo contratas te dicen que puede que se vean o que no). Pero, en este caso por desgracia allí les vimos, no me generó buenas vibraciones, al contrario, me daba pena, no sentía felicidad a ver a esos animales viviendo en esas aguas, el ruido era increíble, ellos se guían en gran parte por vibraciones, son muy sensibles, y Galveston es una locura, con todas las fábricas extractoras metidas en el agua el ruido y la vibración roza el límite de la legalidad. Así que si, vimos delfines, delfines nadando entre empresas petrolíferas, en un agua llena de mierda, literal, en un aire que costaba hasta respirar….Una lástima esos animales. Eso NO es vida.

img_20160904_152148900

Y esta fue nuestra visita a Galveston. La ciudad en sí está bonita, son casitas bajas, con tiendas de surf, terracitas para tomar algo, y había gente por las calles andando, comprando, dando una vuelta, tomando algo… cosa que en Houston no ves. No está mal. Lo que si tengo claro es que no volvería a contribuir al negocio de esos pobres delfines en ese hábitat hostil.

De esta visita me quedo con una estantería que vimos en una tienda, para colgar la correa y cositas varias de tu perrete:

img-20160906-wa0028

Triste, si. Pero me quedo con eso. Tiene más encanto que el resto del día 😊

¡Hasta pronto, amigos!

 

img-20160906-wa0041

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s